ASHES

ingeniería de incendios

Performance Based Design (PBD)

Diseñar la seguridad de un edificio para proteger a las personas, el patrimonio y/o el medio ambiente, de los daños derivados de un incendio, utilizando la metodología del PBD es sinónimo de diseñar aplicando técnicas de Ingeniería de Incendios en su sentido más amplio, es decir, diseñar aplicando disciplinas o materias fundamentales de la ingeniería tales como la termodinámica, la mecánica de fluidos, la química de la combustión, la hidráulica, el cálculo de estructuras, la estadística, el comportamiento humano etc.

Es, precisamente, la especialización y el conocimiento lo que separa el “diseño tradicional” del “PBD”.

El diseño tradicional consiste en cumplir con los límites que la normativa fija para un conjunto de parámetros de diseño. La ventaja de este tipo de diseño es que es de muy fácil aplicación ya que son parámetros que no se determinan mediante principios de ingeniería del fuego. De esta forma, por ejemplo, en lugar de calcular la potencia de un incendio o el campo de temperaturas espacial en un recinto y analizar como afecta a recintos contiguos, resulta más sencillo limitar el tamaño del sector de incendio y de esta forma controlar su propagación.

Los límites normativos son fáciles de aplicar, desde el punto de vista del proyectista, y llevan implícitos unos criterios de eficacia, de tal forma que si no se sobrepasan dichos límites, el diseño es eficaz y por lo tanto seguro para las personas.

Como contrapartida, es claro que su aplicación hace que en muchos casos el coste total de las medidas de SCI sea muchísimo más elevado que si se sigue una línea de diseño alternativa PBD. Es más, la aplicación del diseño tradicional puede implicar costes desorbitados en medidas que realmente no aportan seguridad.

Además del factor coste, el PBD permite aplicar soluciones óptimas desde el punto de vista de la seguridad y desde el punto de vista técnico ya que se conoce el propósito o fin de las medidas adoptadas, los fundamentos científicos que las sustentan y la eficacia de su funcionamiento. Es por ello por lo que se conoce como “diseño basado en la eficacia”. Además permite la innovación arquitectónica y por tanto la construcción de edificios modernos de gran altura o con amplios espacios y plantas comunicadas entre si por grandes atrios.

El PBD es la única vía posible para proyectos singulares y para proyectos donde además de la seguridad de las personas se necesita garantizar la seguridad del patrimonio, el medio ambiente y/o la continuidad de la actividad, y resulta idóneo para reformas, cambios de uso o edificios que contienen patrimonio artístico, etc.

En ASHES, contamos con acreditada experiencia en el desarrollo de soluciones prestacionales o basadas en la eficacia para resolver problemáticas de diseño de diferente naturaleza como son: Las limitaciones de tamaño de sector de incendio, las limitaciones en la longitud de recorridos de evacuación, el comportamiento estructural en caso de incendio y las necesidades o no de protección, los sistemas de control de temperatura y evacuación de humo etc.

El PBD normalmente va asociado al desarrollo de cálculos avanzados y a la utilización de modelos computacionales específicos que permitan predecir el desarrollo y comportamiento del incendio (temperatura, movimiento del humo, radicación etc.), de las estructuras y de la evacuación.

Ashes Fire Consulting S.A. · Playa de las Américas 2 · 1º 2 · Las Matas · 28290 Madrid · 91 358 85 25
© Ashes · 2009 · Todos los derechos reservados · Aviso legal · Creditos: Alpixel